HISTORIA DEL MES

Mi nombre es Sergio Pablo Maldonado Castillo, tengo 36 años y una familia adoptiva maravillosa. Llegué a los 13 años al Hogar san Ricardo con un diagnóstico de discapacidad intelectual severa y autismo.

Ahí conocí a una mujer de gran corazón que se convirtió en mi “madrina”, ella era funcionaria del área de salud en el Hogar san Ricardo, ambos generamos un vínculo especial, un lazo que hoy me hace contar con una familia que me acepta, me quiere, me cuida, me respeta y me valora.
La vida me regaló la posibilidad de tener dos hogares, pero hay 140 niños, jóvenes y adultos que viven en la institución y no tienen la posibilidad de contar con una familia que los incluya e integre con afecto.
Te invito a formar parte del Hogar san Ricardo
¡Todos necesitamos de tu ayuda!