Con el propósito de fortalecer el vínculo entre funcionarios y usuarios del hogar, la  residencia está desarrollando una serie de talleres en donde las educadoras de trato directo presentan a los profesionales de la institución al niño, joven o adulto que cuidan o asisten.

El objetivo de la actividad, es conocer en su totalidad al usuario, cuántos años tiene, qué comen, qué les gusta o qué les desagrada, con la simple misión de reforzar que son sujetos de derecho. Además, de apreciar el cariño y aprecio que ellas van desarrollando en el tiempo con cada uno de ellos.