Seguir trabajando para resguardar a nuestros residentes y funcionarios es nuestro mayor propósito. Cómo siempre encomendados a Dios, San Luis Guanella, y La Divina Providencia.