Con una rosa para cada funcionaria el Hogar san Ricardo, festejó la amistad, el cariño y los cuidados que entregan día a día a los 144 niños y jóvenes que viven en la institución. El detalle corresponde a la iniciativa de reconocer la labor del personal,  el amor y la amistad que va generando vínculos importantes con los residentes, desde ahí las atenciones para ellos.

Además, amigos y colaboradores realizaron donaciones importantes para premiar a las cuidadoras, una de ellas tendrá una cena romántica para dos personas en el Restaurante Donde Gilberto en Laguna de Piedra Roja y la otra afortunada, podrá disfrutar de una noche en Hotel Enjoy de los Andes.