El primer niño símbolo de la Teletón, nació sin  brazos, pero a pesar de las adversidades hoy en día es publicista de profesión, viaja por el mundo dando charlas motivacionales y es un reconocido pintor a nivel nacional.

El artista chileno, fue uno de los primeros en aceptar la invitación  del taller arte sin límites del Hogar san Ricardo, la sensibilidad y generosidad de Artus quedó en evidencia en cada visita que realizó y en la que pintó dos obras junto a los residentes de nuestra institución, pinturas que se expusieron en distintos centros culturales de la Región Metropolitana.

Artus reafirmó su compromiso con el Hogar san Ricardo para continuar participando en los talleres de pintura durante el 2020, además de motivar a realizar una serie de actividades que tiene relación con el arte y la cultura, sin duda su mensaje “en la vida no existen límites y que los sueños sí se cumplen”, es un gran ejemplo para continuar con la inclusión e integración de los niños y jóvenes que viven en el hogar.