Con profunda tristeza y todavía conmocionados con los últimos acontecimientos ocurridos, informamos que nuestra institución, ha comenzado una investigación interna activando todos los protocolos correspondientes, a fin de determinar responsabilidades y entregar los antecedentes a la justicia.
Nuestra obligación es y será siempre con los 141 jóvenes que viven en el hogar. Reafirmamos nuestros mayores compromisos, seguir velando por brindar a nuestros niños, jóvenes y adultos atención residencial oportuna, adecuada, digna y justa con responsabilidad en la verdad y la transparencia.