ENTREVISTA A SEBASTIAN LISBOA LIDER DEL GRUPO “SOÑADORES INDESTRUCTIBLES”

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Text»]

El grupo de voluntarios representados por Sebastián, se divide en tres grandes actividades, las que se caracterizan por realizar visitas y prestar servicio en hogares de ancianos,  instituciones pertenecientes a SENAME y  apadrinar a los niños, jóvenes y adultos que viven en el hogar.

Como cabecilla en el Hogar san Ricardo, está Sebastián Lisboa, lidera a 30 jóvenes que se comprometen mes a mes en visitar a los residentes del sector Manterola, además de colaborar activamente junto al centro de padres en las actividades que festejan el día de los cumpleaños y la navidad.  Son la mano derecha, de los padres y apoderados, así lo explica María Elena González, hermana de uno de los residentes: “Se preocupan de los detalles, colaboran, ayudan en la organización de las actividades y por sobre todo valoran a nuestros niños”.

Sebastián tiene 27 años, vive en Santiago y trabaja en el área de RRHH en una empresa, nos cuenta que además, de su trabajo formal, tiene una labor por la que no recibe salario, pero que le llena el corazón y lo hace inmensamente feliz. Hace dos años, forma parte del grupo de voluntarios Soñadores Indestructibles, agrupación que se plantea el objetivo de hacer un mundo mejor y más inclusivo.

Nos cuenta que el hogar siempre le llamó la atención, le encanta llegar a  ver a los niños y sentirse como en casa; “lograr comunicarse con ellos, pese a que muchas veces no pueden hablar o expresarse, es ahí cuando nace el lenguaje del amor” agrega Sebastián.

Además, nos cuenta que desde que tomó el liderazgo de las actividades en el hogar, siempre ha sentido el apoyo del Centro de Padres y de los funcionarios del Hogar, “quienes día a día tratan de hacer lo mejor por los niños, jóvenes y adultos”.

Sebastián Lisboa, guía de los Soñadores Indestructible, cita una frase de Eduardo Galeno: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.

Agradecemos a los voluntarios que se camisetean por los chicos residentes del hogar, ellos más que donar una ayuda útil y necesaria, la que por supuesto siempre es bien recibida, entregan respeto, valor, cariño y aprecio a cada uno de los 141 niños y  jóvenes, ellos son las personas que entienden el verdadero significado de la  inclusión.  GRACIAS SEBASTIÁN LISBOA Y SOÑADORES INDESTRUCTIBLES POR SEGUIR TRABAJANDO EN LA MISIÓN DE MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE NUESTRAS BELLAS ALMAS.

 

 

 

[/et_pb_text][et_pb_gallery admin_label=»Gallery» gallery_ids=»2395,2396,2397,2399,2401,2402,2403″ fullwidth=»on» show_title_and_caption=»on» show_pagination=»on» background_layout=»light» auto=»off» hover_overlay_color=»rgba(255,255,255,0.9)» caption_all_caps=»off» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]