CARTA A NUESTROS PADRES, APODERADOS, FUNCIONARIOS, AMIGOS, COLABORADORES, VOLUNTARIOS Y BENEFACTORES

La comunidad Guanelliana está muy afligida y apenada por las acciones que hemos realizado en defensa de la verdad, fuimos nosotros los que decidimos presentar los antecedentes en las instituciones correspondientes debido a la gravedad de la información proporcionada por un grupo de periodistas. Pero no estamos ajenos a  los vínculos  que nos unen a los religiosos mencionados en la investigación que podría ser publicada.

El Hogar san Ricardo, acoge a niños, jóvenes y adultos con discapacidad intelectual y física profunda. Nuestra mayor preocupación es el bien superior de los residentes, razón por la que no  titubeamos en presentar la denuncia en el Ministerio Público y solicitar una investigación previa canónica. Tampoco dudamos, en tomar medidas preventivas para cuidar a nuestros jóvenes y por qué no, a aquellos que tienen el beneficio de la duda, las investigaciones determinaran la veracidad de los antecedentes.

Informamos a la comunidad,  que los sacerdotes y el religioso han sido notificados  y llamados a estar dispuestos a colaborar. Las medidas cautelares por ahora, El hermano Rolando Contreras fue trasladado del Hogar san Ricardo, el Sacerdote Jorge Domínguez (ex director entre los años 2013 y 2015) y el Sacerdote Nelson Jerez (ex director entre los años 1993 y 2013), permanecen en casas de la Obra y aún estamos en la búsqueda de la persona que llevará la investigación previa canónica.

Nuestra obligación es con los 141 residentes que viven en el hogar y que son derivados desde tribunales de familia por situación de abandono, vulnerabilidad o carentes de familiares responsables. El  trabajo está orientado en cuidar de manera  integral las necesidades básicas, físicas, psicológicas y espirituales de nuestros internos, mediante un proyecto enfocado en el  reparo de los derechos vulnerados de niños, jóvenes y adultos que ingresan a vivir en el Hogar.

Reiteramos que nuestro mayor compromiso es el bien superior de los residentes, ellos son nuestra mayor prioridad, somos una comunidad defensora de la vida,  promotora del respeto, de la integración, visualización e inclusión de la persona cualquiera sea su situación de salud, enfermedad o discapacidad.

Seguiremos promoviendo la tolerancia, la no discriminación y el respeto a la diversidad por las personas que carecen de los cuidados necesarios. Continuaremos convocando a nuestros amigos, voluntarios, colaboradores, benefactores, padres y apoderados que por años han colaborado con la misión encomendada por nuestro santo fundador P. Luis Guanella, EL BIEN SUPERIOR DE NUESTRAS HERMOSAS ALMAS.  Los buenos hijos, como él les llamaba.

Nuestros compromisos:

Seguir velando por Brindar a nuestros niños, jóvenes y adultos atención residencial oportuna, adecuada, digna y justa, restableciendo sus derechos vulnerados, con la misión de  Reducir las Barreras de la inclusión.

Compromiso como congregación  la búsqueda de la verdad y la justicia.

Hogar san Ricardo, Obra don Guanella Batuco.