LA IMPORTANCIA DE UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y OPORTUNA PARA LOS NIÑOS DEL HOGAR SAN RICARDO

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Text»]

Natalia Hidalgo, llegó a trabajar al Hogar San Ricardo como nutricionista hace más de un año, pero hace tres que colabora a través de su práctica profesional con las labores del hogar, siempre pensó, que el área de nutrición necesitaba de un profesional estable y cien por ciento dedicado a la alimentación de los niños, razón por la que no dudó en aceptar la oportunidad laboral.

“Desde que hice mi práctica, sentí la necesidad de aportar más en el Hogar San Ricardo, sentí que debía quedarme y ayudar a consolidar un área que es de vital importancia para el desarrollo de los niños, además trabajar con ellos es maravilloso, es mi vocación por eso me quede acá”. La profesional, ha impulsado la conformación del área, realizando reglamentos y protocolos a seguir por todas la manipuladoras de alimentos y tías de trato directo en beneficio de los niños del hogar. “Al comienzo fue confuso, pero ahora todas nos organizamos de muy buena manera”. Su labor, también resulta compleja, trabajar con niños que tienen diversas patologías clínicas, requiere de algunas consideraciones a la hora de preparar la minuta; “Hay que tener varios reparos a la hora de preparar los alimentos, no sólo por la dificultad que tienen algunos niños de alimentarse, sino también porque cada uno de ellos tiene de cinco a seis enfermedades distintas, razón por la que la minuta básica debe variar para especificar cada patología”.

Además, el trabajo que eso significa; “Son 144 niños, debemos preparar desayuno, colación, almuerzo, once, cena y en algunos casos colación nocturna, debemos variar con las verduras, proteínas y carbohidratos, desde ahí, vamos separando la alimentación según especificaciones médicas de cada caso, papilla liquida, más consistente, menos consistente, con sal, sin sal, etc. Sin duda es un trabajo que requiere de mucha atención y preocupación”.

Para Natalia, esa no es la principal dificultad que presenta su departamento y el Hogar a la hora de preparar la minuta de alimentos; “El mayor problema, es sin duda, poder organizar una minuta mensual, por recursos sólo nos ajustamos a una minuta semanal, a veces Don Guanella y su providencia nos ayuda a llegar, sino el hogar debe comprar, porque los niños deben seguir recibiendo su alimentación de la mejor manera. Si bien el Depto. de Recursos Humanos y Relaciones Públicas gestiona de manera extraordinaria los recursos, siempre falta, por esa razón no podemos proyectar una minuta de alimentos”.

Por último, la profesional hace un importante llamado a colaborar y acercarse al Hogar San Ricardo; “Cualquier persona, sea cual sea su condición merece recibir una alimentación digna, los invito a comprometerse con nuestra labor, acá todos hacemos un esfuerzo mancomunado por entregar condiciones de vida favorables a nuestros niños, pero necesitamos ayuda constante y comprometida. Vengan a conocer el trabajo valioso que se realiza en el hogar, las puertas están abiertas”.

[/et_pb_text][et_pb_gallery admin_label=»Gallery» gallery_ids=»1121,1122,1124,1102″ fullwidth=»on» show_title_and_caption=»on» show_pagination=»on» background_layout=»light» auto=»off» hover_overlay_color=»rgba(255,255,255,0.9)» caption_all_caps=»off» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *